Las carillas de Cerámica son una solución para restablecer la sonrisa de manera personalizada.

La carilla es una fina lámina de porcelana y va adherida a la cara anterior del diente.

Con ellas podemos cambiar el color y también cambiar la forma y el tamaño de los dientes.

Para la colocación de las carillas se realiza una preparación mínima de la cara anterior del diente y se toman unas medidas sobre las cuales se realizan las carillas de manera individualizada y con última tecnología CAD-CAM.

Lo último en carillas son las Lumineers patentadas por Cerinate.

Carillas tan finas como una lentilla de 0,3 mm de grosor igual de resistentes que una carilla convencional.

Con estas carillas no es necesario el tallado de los dientes ni la anestesia y minimizamos el número de citas para acudir a la consulta.

Tan sólo la preparación del diente para la colocación de la carilla.

El resultado es espectacular. Y tu diente permanece intacto y sano.

 

Con las carillas de Composite conseguimos cambiar el tamaño, la forma y el color de los dientes

preservando la estructura dentaria en su totalidad y sólo preparando el diente para colocar composites estéticos con un resultado igual al de tus propios dientes.

Vamos añadiendo el material capa a capa hasta conformar el tamaño adecuado.

No es necesario anestesiar ni desgartar el diente y la inversión de tiempo y de dinero es menor.